Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Más información en nuestra política de Cookies

Diplomacia preventiva

La diplomacia preventiva comprende todas aquellas medidas destinadas a evitar que las controversias existentes se transformen en conflictos y a evitar que éstos, si ocurren, se extiendan. La prevención aborda las causas que originan el conflicto desde una perspectiva que integra los tres pilares de las Naciones Unidas: paz y seguridad, Derechos Humanos y desarrollo inclusivo.

En 2015, el Secretario General de Naciones Unidas, Ba​​n Ki-Moon, presentó un informe titulado “Las Naciones Unidas y la prevención de conflictos: renovación del compromiso colectivo”. En este documento subrayaba la necesidad de evolucionar de una tradicional cultura de reacción a una imprescindible cultura de prevención. Su sucesor, António Guterres, continuó su legado, convirtiendo la cultura de prevención una de las principales prioridades de su mandato.

España apoyó este compromiso, así como la necesidad de que la comunidad internacional afianzara el uso de herramientas preventivas y, además, se tuviera en cuenta la implicación de otros actores locales y se promoviera el diálogo intercultural e interreligioso.

La presencia de España en el Consejo de Seguridad entre 2015 y 2016 resultó útil para fortalecer la función preventiva del Consejo, con el fin de mejorar su capacidad de respuesta frente a crisis emergentes y amenazas potenciales a la paz y la seguridad.

No en vano, la prevención de conflictos constituye un eje fundamental de la política exterior española en la actualidad. Ante el aumento de los conflictos, las guerras civiles y las alarmantes cifras de desplazamiento forzoso, España considera indispensable el uso de una diplomacia preventiva que integre el desarrollo sostenible, la paz, la gobernanza, los Derechos Humanos y el Estado de derecho.

En este sentido se alinea la Alianza de Civilizaciones, iniciativa de Naciones Unidas copatrocinada por España y Turquía que tiene como objetivo fomentar el diálogo y la cooperación entre diferentes comunidades, culturas y civilizaciones y construir puentes que unan a los pueblos y personas más allá de sus diferencias culturales o religiosas, desarrollando una serie de acciones concretas destinadas a la prevención de los conflictos y a la construcción de la paz.

España también ha liderado varias iniciativas relacionadas con la mediación en los últimos años, focalizándolas en el ámbito mediterráneo, y ha subrayado la dimensión preventiva de la Responsabilidad de Proteger (R2P) en el marco de las Naciones Unidas.

Entre las prioridades de nuestro país en el ámbito de la diplomacia preventiva, cabe destacar la puesta en marcha de Planes Nacionales de Acción sobre Mujeres, Paz y Seguridad. En ellos se da cumplimiento a dos líneas claras de la política exterior española: el trabajo por la paz y la seguridad internacionales y la lucha en favor de la no discriminación por razón de género.

Por otra parte, en el terreno de la juventud, ha de subrayarse el copatrocinio de España en distintas Resoluciones del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas sobre la contribución de los jóvenes a los procesos de paz.​
​​

 




​Documentación relacionada

Las Naciones Unidas y la prevención de conflictos: renovación del compromiso colectivoÁbrese nunha nova xanela


Tamén pode estar interesado

  • Diplomacia cultural e científica

    En el desarrollo de la política exterior de España, las políticas culturales desempeñan un papel estratégico, favorecido por la riqueza cultural y artística ...

  • Diplomacia pública e dixital

    La comunicación estratégica y, en particular, la diplomacia pública, se dirigen, con carácter general, a la opinión pública y a la sociedad civil, con ...

  • CRISIS FRONTERIZA

    José Manuel Albares viaja a Ucrania

    El ministro de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación visita Kyiv, en el marco de la creciente tensión fronteriza entre Rusia y Ucrania. ​