Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Más información en nuestra política de Cookies

Seguridad cooperativa

​Durante las últimas dos décadas, la Alianza ha desarrollado una red de asociaciones estructuradas con los países de la zona Euro-Atlántica, el Mediterráneo y la región del Golfo, así como de relaciones individuales con socios en todo el mundo. Hoy en día, la OTAN persigue el diálogo y la cooperación práctica con sus países socios, y se involucra activamente con otros actores y organizaciones internacionales sobre una amplia gama de cuestiones políticas y de seguridad.
 
Estas relaciones se han plasmado en diferentes foros y marcos de trabajo: el Consejo OTAN-Rusia; el Diálogo Mediterráneo con los países de la ribera sur del Mediterráneo (Argelia, Egipto, Israel, Jordania, Marruecos, Mauritania, Túnez) y del que España ha sido uno de los principales impulsores; la Iniciativa de Cooperación de Estambul con países del Golfo Pérsico (Bahrein, Qatar, Kuwait y Emiratos Árabes Unidos); la Comisión OTAN-Ucrania y la Comisión OTAN-Georgia; así como el resto de países que participan en el Partenariado Euro-Atlántico. La OTAN coopera también regularmente con otras organizaciones internacionales, como NNUU, la UE y la OSCE.
 

El Concepto Estratégico de la OTAN identifica la "seguridad cooperativa" como una de sus tres tareas fundamentales. Afirma que la seguridad euroatlántica está mejor garantizada a través de una amplia red de relaciones con países y organizaciones de todo el mundo. Los socios formales de la OTAN ofrecen capacidades sustanciales y apoyo político para las operaciones de la Alianza y las misiones. Un esfuerzo para reformar la política de partenariados de la OTAN se puso en marcha en la Cumbre de Lisboa para alcanzar un diálogo y una cooperación más inclusivos, flexibles, significativos y orientados estratégicamente. ​