Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para su funcionamiento, mantener la sesión y personalizar la experiencia del usuario. Más información en nuestra política de Cookies

Educación y Sanidad


 

EDUCACIÓN

El sistema educativo público es poco utilizado por los extranjeros al ser impartido en lengua tailandesa. Los cursos comienzan en abril y acaban en febrero. A partir del curso 2014-2015, se prevé equiparar el sistema tailandés al calendario occidental.

La mayoría de expatriados recurre a alguno de los numerosos centros educativos privados. El calendario escolar coincide, aproximadamente, con el español (agosto a junio).

Existe una amplia oferta de centros privados en Bangkok que siguen los sistemas estadounidense, británico o internacional (IB). El nivel del profesorado y de las instalaciones educativas y deportivas es bueno.

Los precios son muy elevados. El coste del primer curso académico en un centro internacional para un estudiante de secundaria recién llegado a Bangkok ronda los € 18.000. La razón es que a la enseñanza hay que unirle elevados derechos de matrícula. Los precios más razonables se encuentran en el Liceo francés.

Lista de colegios de primaria y secundaria.

Universidades

La gran mayoría de universidades imparten sus clases en lengua tailandesa. Algunas, especialmente en sus centros de postgrado, cuentan con enseñanza parcial en idioma inglés, de calidad aceptable.

Lista de Universidades.

Otras oportunidades educativas: idiomas, artes, etc.

En Bangkok puede estudiarse idiomas con facilidad, a precios muy razonables. En cuanto a las artes, existen numerosas oportunidades con un cierto nivel del tailandés.


 

SANIDAD

La National Health Security Act B.E. 2545 (A.D. 2002) establece y regula el sistema de sanidad pública, que es gratuito y universal, salvo para las personas tasadas en el artículo 9, para las que se contempla un régimen especial. El artículo 10 dispone que también se beneficiaran del sistema aquellos trabajadores por cuenta ajena que coticen al régimen de Seguridad Social.

Así, el extranjero que legalmente resida y trabaje en Tailandia, cotizando a la Seguridad Social, tendrá acceso a la sanidad pública. El sistema no ampara a los extranjeros que se encuentren de paso en Tailandia o a aquellos que no coticen a la Seguridad Social.

Aunque durante los últimos años la calidad de la asistencia sanitaria pública tailandesas ha mejorado ostensiblemente, esta se encuentra todavía por debajo de los estándares occidentales.

Por ello, los expatriados suelen recurrir a los servicios sanitarios privados, muchos de los cuales son de gran calidad, especialmente en Bangkok. Incluso, estos centros reciben numerosos pacientes extranjeros atraídos por la calidad del servicio. Tailandia es puntero en especialidades como la cirugía plástica y reconstructiva (correctora, estética y cambio de sexo) y la oftalmología.

Por lo tanto, es muy recomendable que al establecerse en Tailandia se contrate un buen seguro privado que garantice el acceso a los hospitales privados. En caso de carecer de seguro, estos hospitales exigirán para autorizar el ingreso del paciente el previo pago de una alta cantidad de dinero.